En nuestro Mercado de Montequinto podrás saborear los churros de rueda o de patata. ¿A quién no le apetece tomarlos calentitos y recién hechos?

Os vamos a contar un poco la historia de los churros que tanto comemos en nuestros desayunos y meriendas. Es un plato sabroso que solemos acompañar de una taza de chocolate caliente o un café. Los churros es una comida saludable en comparación con la típica bollería industrial que solemos comer.

Origen:

Originario de China

La historia que más se sostiene es que este plato tan típico de nuestra dieta llegó a nuestras costas desde oriente. En el siglo XIX en China ya existía una especie de pan frito muy parecido al churro al que llamaban “you taio”. También tenía forma alargada y estaba hecho a base de pan, aceite y sal. Era un plato que se combinaba con sopa de arroz o con leche de soja.

Llega a nuestra península

Cuando llegó a nuestras costas en algunas partes de nuestro país, cambiaron la forma de hacer este plato. Le sustituyeron la sal por el azúcar para otorgarle un sabor más dulce. Otros le cambiaron el aspecto y lo convirtieron en porras.

Las primeras churrerías de las que se tiene constancia en España originan en el siglo XIX en la provincia de Zaragoza. La solían ubicar en las fiestas y verbenas para la población más pobre y rural.

El nombre de churro proviene de las ovejas churras, una raza ovina originaria de Castilla y León, una de las razas más autóctonas de la península ibérica. Los pastores sustituían el pan por este plato porque les era más fácil freírlos sobre las hogueras rudimentarias. Para ellos era esto mucho más fácil que tener que elaborar el pan con hornos de leña.

Pasado el tiempo fue un producto que se extendió por toda la península. Los ministros evangelistas que los consumían en aquella época los llamaban “ovejas fritas”.

Hoy en día los churros son consumidos por prácticamente toda la población española y en nuestro Mercado de Montequinto los puedes encontrar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad