Según los estudios, alrededor del 20% de la población adulta tiene niveles de colesterol en sangre elevados. Aunque en muchas ocasiones puede producirse por antecedentes familiares u otras patologías, buena parte de la culpa la tiene el sedentarismo y una mala dieta derivada, a veces, en obesidad. Por eso, en nuestro post de hoy te contamos qué alimentos te ayudan a bajar el colesterol. ¡Toma nota!

 

El colesterol no es malo

 

En primer lugar debe quedar claro que el colesterol en sí no es perjudicial, aunque sí en exceso. Se trata de una grasa presente en el organismo y que tiene funciones vitales, tales como ser parte estructural de las membranas celulares y participar en la síntesis de las sales biliares, vitamina D etc.

 

Las cifras deseables de colesterol en la sangre son: menos de 200 mg/dl de colesterol total. Presentar cifras superiores a 250 mg/dl ya sería un valor excesivo. ¿Qué sucede cuando se sobrepasa esta cifra?  Que la grasa acumulada en venas y arterias se intensifica pudiendo causar hipertensión, insuficiencia cardíaca o infarto.

 

Los alimentos te ayudan a bajar el colesterol

 

Como ya hemos dicho en un principio, llevar una buena dieta puede ser un gran aliado en la batalla y existen alimentos que te ayudan a bajar el colesterol. 

 

Por ello debemos basar nuestra dieta en alimentos como: cinco raciones de frutas y verduras al día; hortalizas; cereales integrales (pan, pasta, arroz); tres raciones a la semana de legumbres, tres raciones a la semana de pescado azul (atún, sardina, boquerón, salmón…), no olvidarnos de frutos secos (nueces, almendras) y por supuesto, aceite de oliva virgen.

 

Estos alimentos nos aportarán nutrientes que nos ayudarán a reducir los niveles de colesterol en sangre y aumentar el denominado colesterol bueno porque aportan los ácidos grasos monoinsaturados (presentes en el aceite de oliva virgen), ácidos grasos omega-3 (pescado azul) y antioxidantes (como frutas y verduras).

 

Por otra parte debemos evitar aquellos alimentos que incluyen abundante grasa perjudicial para el corazón. Por ejemplo, puedes sustituir los lácteos enteros que consume tu familia por los desnatados; la mantequilla por el aceite de oliva y las carnes grasas por carnes magras con poca grasa, como el conejo o el pollo sin piel. Debes evitar o controlar el consumo de embutidos, yemas de huevo, fritos comerciales y la bollería industrial.

 

Si dudas cómo cocinar los alimentos que te ayudan a bajar el colesterol, lo aconsejable son los métodos de cocinado con poca grasa como: al horno, a la plancha, a la parrilla, al microondas, asado o cocción al vapor.

 

Seguir una vida sana, incluir alimentos frescos como los presentes en nuestro mercado, practicar ejercicio físico y realizar un control analítico periódicamente es fundamental para prevenir las consecuencias de mantener unos niveles altos de colesterol.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad