Las vitaminas son esenciales para mejorar las defensas de nuestro organismo. Con la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas, nuestro cuerpo puede resentirse y es el momento de prepararlo antes de que la temporada de resfriados llegue a nuestras vidas. Toma nota si quieres mejorar tus defensas tomando vitaminas:

 

No existe ningún súper-alimento que contenga todas las vitaminas esenciales que nuestro cuerpo necesita. Por eso, como decimos siempre, es mejor apostar por una dieta variada que incluya diferentes tipos de alimentos. ¡Seguro que si te pasas por nuestro mercado no podrás quedarte sólo con unos cuantos!

 

¿Cuáles son las vitaminas que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico?

 

La vitamina C es quizá la más conocida. ¿Quién no ha oído hablar sobre que los zumos de naranja previenen los catarros? Y es que es una gran protectora en procesos virales y febriles en los cuales hay que ayudar al cuerpo a reactivar la maquinaria contra los microorganismos que puedan entrar y causar daño. ¿Dónde encontrarla? En las frutas cítricas, por supuesto: naranjas, pomelos y mandarinas así como en los pimientos rojos y verdes, kiwi y en verduras que quizás no conocías como el brócoli o el perejil.

 

Otra vitamina esencial para mejorar las defensas es la vitamina D porque ayuda a fortalecer los huesos. Por eso es especialmente importante los primeros años de vida, en los cuales el crecimiento de los huesos debe ser óptimo. También favorece la nutrición de los músculos evitando la aparición de los síntomas y malestares asociados al cansancio y la debilidad muscular. Por último, consumir alimentos ricos en vitamina D como el huevo, el salmón, el atún y la caballa modulan la actividad del sistema inmunitario y son fundamentales en la activación de las defensas.

 

¿Sabías que el pollo, pavo o conejo nos proporcionan vitamina D?

 

Incorporar a tu dieta nueces, almendras o espinacas fortalecerán tu piel, gracias al aporte en vitamina E. Con ella, mantenemos el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias. 

 

¿La carne tiene vitaminas? ¡Sí!

 

Si este verano nos hemos pasado tomando el sol, la vitamina A ayudará a reparar las células de la piel dañadas por el sol, restaurando su colágeno y elastina. También sirve para tratar la hiperpigmentación (aparición de manchas) propia del envejecimiento, para la prevención de enfermedades infecciosas y para un correcto ciclo reproductivo femenino. ¿Dónde encontrarla? La vitamina A se encuentra en una amplia variedad de alimentos: como por ejemplo las hortalizas de hoja verde, frutas como el melón o el mango, hortalizas como la zanahoria y el calabacín, productos lácteos, carne de aves o algunos pescados, como el bacalao.

 

La vitamina B3 puede ser algo más desconocida pero es la encargada de mantener nuestras mucosas en buenas condiciones, algo muy de agradecer sobre todo en invierno, que tenemos tendencia a padecer molestias relacionadas con la zona.

 

Encontraremos la vitamina B3 en el pollo, las carnes rojas, pescado, atún o huevos, por ejemplo.

 

No sólo las frutas y hortalizas son fuentes de vitaminas. Ya hemos visto que los frutos secos también contienen buena parte de ellas y también pescados y carnes. ¿Sabías que el pollo, pavo o conejo nos proporcionan vitamina D? ¿O que la ternera además de vitamina D contiene vitamina B1 que favorece nuestro sistema nervioso, corazón y aparato digestivo y vitamina B2 que es buena para la vista y desintoxicar nuestro organismo?

 

Como habrás podido comprobar a lo largo de este artículo es muy fácil mejorar tus defensas tomando vitaminas. Alimentos del día a día y que encontrarás fácilmente en nuestro mercado. ¡Visítanos y comienza a cuidarte hoy mismo!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad