Uno de los objetivos que todos queremos conseguir al cocinar carne es que esté sobre todo muy sabrosa, pero quizás lo que más valoramos es que quede tierna y jugosa. Por eso, hoy  os traemos trucos para cocinar una buena carne y sepáis cómo prepararla para que sea más tierna y para que se deshaga en la boca. ¿Estás preparado/a?

Hay multitud de técnicas que puedes utilizar para que tus carnes queden jugosas y tiernas. Al final, si compras un buen género y sigues nuestros consejos  tendrás u plato memorable y con todo el sabor.

¡Allá vamos!

Comprar una buena pieza

El primer paso, y el más importante es saber qué pieza vamos a cocinar… Si queremos una carne tierna debemos de comprar una pieza grande y jugosa, para evitar que la técnica de cocción la reseque en exceso. Intentamos comprar carnes con mucha grasa para cuando la preparemos tenga mucho más sabor.

Podéis comprarla en:

 

 

Una buena técnica

 

  • Temperatura de asado

Lo primero que tenemos que tener claro es la temperatura, y lo que pese cada pieza, por ejemplo, una pieza de un kilo y medio, estará bien cocinada tras 45 minutos a 200º en el horno, pero también quedará en su punto si se cocina 2 horas y media a 120º C. El hecho de cocinarla a baja temperatura durante más tiempo, le dará a la carne ese color rojizo, tendrá mucho más sabor.

  • Tiempo de asado

Como hemos dicho antes es recomendable no usar temperaturas muy altas, puede que esto reme en tu contra y se  partan las fibras y dejan la carne más dura. Cocinándola con más tiempo obtendremos una carne más sabrosa.

  • Cocinarla en el horno

En el horno podemos poner una bandeja llena de agua en la parte inferior del horno, que no supere los 140º y  alargar las cocciones de las carnes a 3 horas.

Después de cocinar la carne, tendremos que dejarla reposar. Es recomendable envolverla en papel aluminio y dejar reposar 15 minutos antes de servirla.

La cocción de una buena carne lleva seguir muchas  técnicas y recursos para un acabado tierno y jugoso.

Sin duda nuestra recomendación es que compréis una buena carne, la aséis lentamente y disfrutéis de su sabor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad