Es tiempo de sardinas y, como sabrás, comer pescado azul tiene una larga lista de beneficios para nuestra salud. Se trata de un alimento rico en grasas y nutrientes que las personas deberíamos consumir de 1 a 4 veces por semana. El pescado azul es la principal fuente de EPA y DHA, vitamina E, tiene una gran cantidad de proteínas, yodo, selenio, vitaminas A, K y D, vitaminas del grupo B y astaxantina. Hoy te ofrecemos este post en el que te contamos cuáles son los beneficios de comer pescado azul.

En el Mercado de Montequinto contamos con tres pescaderías en las que podrás encontrar el mejor pescado azul y de temporada.

BENEFICIOS DE LA GRASA DEL PESCADO AZUL

El pescado es una fuente de grasas insaturadas, en concreto destacamos los ácidos grasos Omega 3, que tienen unos efectos fantásticos para nuestro organismo. El Omega 3 reduce los niveles de triglicéridos en sangre, disminuye la presión arterial y el riesgo de trombosis y aumenta la vasodilatación arterial.

Si se sigue una dieta equilibrada, este tipo de grasas te va ayudar a reducir considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 

DATO CURIOSO: Es por esta razón por la que los esquimales tienen una tasa de mortalidad tan baja por enfermedades cardiovasculares. 

LAS SARDINAS

Como hemos mencionado anteriormente, es tiempo de las maravillosas sardinas. Hay diferentes formas riquísimas de consumirlas: a la plancha, a la brasa, fritas… ¡incluso al horno!

Pero… sabemos que a los peques les cuesta comer pescado, así que desde el Mercado de Montequinto te lo queremos poner fácil con una receta que hará que no se puedan resistir. 

“LATAS” DE PAN RELLENAS DE SARDINAS CON TOMATE

Ingredientes:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 180 ml de leche templada
  • 25 g de levadura fresca
  • 80 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • 8 sardinas frescas 
  • Una lata de tomate frito (también puedes rallar tú los tomates que hayas comprado en las fruterías del mercado y freírlo tú mismo). 

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Diluir la levadura fresca en la leche templada.
  3. Poner en un recipiente la harina y añadir la leche, el aceite de oliva y la sal. 
  4. Amasar y dejar reposar un mínimo de dos horas. 
  5. Dividir la masa en porciones y darle forma de “lata”. Consejo: para evitar que la masa se doble en el horno, podemos envolver las latitas en papel de aluminio.
  6. Colocar en el hueco un poco de tomate, la sardina y otro poco de tomate por encima.
  7. Hornear a 180º durante 25 o 30 minutos o hasta que la masa se haya dorado. 
  8. Disfrutarlo con los peques de la casa

¡Visita nuestras pescaderías y anímate a comer pescado azul!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad